Mosca Escorpión

mosca escorpión

Las moscas escorpión (mecoptera) son un orden de insectos que se caracterizan por tener la mitad del abdomen curvado y con una especie de aguijón.

Características

Este insecto tiene un tamaño medio, mide alrededor de 2 cm. Aunque su nombre común sea el de «mosca escorpión», en realidad es una especie de avispa. Tiene un cuerpo alargado y delgado. El abdomen de los machos termina con una curva hacia arriba que termina en una especie de aguijón, su forma recuerda a la de los escorpiones. Posee dos alas grandes y seis patas largas y delgadas. Tiene una cabeza pequeña, con unas antenas muy largas (casi tanto como su cuerpo) y un hocico con forma de tubo.

El color del cuerpo de este extraño insecto es principalmente amarillo con bandas negras, pero la mitad posterior del abdomen es naranja o marrón. Además, tiene las alas blancas con manchas negras.

mosca escorpión
mosca escorpión, mecoptera

Reproducción de la mosca escorpión

Durante la época de reproducción, los machos cortejan a las hembras mediante la secreción de saliva. Después de aparearse, las hembras ponen sus huevos en el suelo. En pocas semanas eclosionan los huevos y las larvas siguen viviendo en el suelo, donde hurgan en la tierra y la hojarasca, comiendo vegetación e insectos e invertebrados muertos. Las larvas tienen 3 pares de patas torácicas y 8 pares de patas delanteras, por lo que son similares a las orugas.

¿Qué come la mosca escorpión?

La mosca escorpión es un animal carroñero y detritívoro (materia en descomposición) que come cualquier cosa que se encuentre a su paso, desde insectos muertos hasta fruta podrida. Sin embargo, las especies más grandes también pueden cazar insectos, y hay otras que se alimentan de néctar.

Hábitat de la mosca escorpión

El orden de los mecópteros está compuesto por más de 600 especies que se distribuyen por todo el mundo.

Las moscas escorpión habitan en una gran variedad de entornos, pero la mayoría de las especies se encuentran en bosques húmedos. Son insectos diurnos y principalmente terrestres, ya que tienen un vuelo torpe. A pesar de su temible aspecto no son venenosos, y ni siquiera usan esa especie de pinza o aguijón para atacar.

Estos insectos son muy comunes y por lo tanto se consideran una preocupación menor.