Aye aye

aye aye

El aye aye (Daubentonia madagascariensis) es el único representante vivo de la familia Daubentoniidae lo que pone de manifiesto su extrema rareza, sus largos y delgados dedos son el rasgo más característico de su extraño físico.

Características

El aye aye es un primate de tamaño medio emparentado con los lemures, su cuerpo mide 40 cm aproximadamente. Tiene un pelaje muy largo por todo el tronco. Su cola es muy larga (más que el cuerpo) mide unos 55 cm y además es muy espesa, se parece a la de una ardilla. Sus patas son cortas, y tienen cinco dedos finos y largos. Los dedos de las patas delanteras están provistos de afiladas garras y son más largos que los de las traseras, sobre todo el tercero que además es más sensible a las vibraciones. Asimismo, recientemente se ha descubierto que estos animales poseen un sexto pseudodedo muy pequeño en las manos.

En cuanto a su cabeza, posee unas orejas enormes y móviles, unos ojos grandes y amarillos, y un hocico puntiagudo con una nariz grande y una boca mediana. Tiene dientes afilados, necesita roer para mantenerlos en un tamaño adecuado.

El color de su pelaje es negro o marrón oscuro y se va aclarando conforme se acerca a la cara, que es blanca. El color de las orejas es más oscuro y el de los dedos más claro.

Alimentación del aye aye

Es un animal omnívoro que se alimenta generalmente de larvas que están en la corteza de los árboles. Cuando no las encuentra, consume semillas, frutas, hojas, y otros vegetales.

Para localizar a las larvas, golpea la corteza del árbol con su largo y huesudo tercer dedo. Gracias a sus poderosos oídos puede detectar si hay un hueco bajo la corteza. Si lo hay, abre un agujero con sus dientes e introduce su tercer dedo. Como hemos dicho antes, ese dedo es muy sensible a las vibraciones, así que es capaz de localizar a sus presas y capturarlas.

Hábitat del aye aye

El aye aye es una especie endémica de Madagascar. La mayoría se distribuyen en la zona oriental de la isla.

Es un mamífero nocturno y arborícola que habita en selvas tropicales. Pasan la mayor parte del tiempo en los nidos que construyen en las partes altas de los árboles. Evitan bajar al suelo, así que se desplazan saltando de un árbol a otro.

Es una especie que se encuentra en peligro de extinción. La principal razón es la progresiva destrucción de su hábitat natural. Además, debido a su extraño aspecto, en algunas culturas locales se cree que el aye aye es la representación del mal, y ello ha contribuido a su caza.