Mono narigudo

mono Narigudo

El mono narigudo (Nasalis Larvatus), también llamado mono násico, es conocido por la carnosa y larga nariz que posee. También se caracteriza por tener la cara rosada y un gran vientre.

Características

Las narices de las hembras no son tan grandes como las de los machos, aunque son más grandes que las de la mayoría de los primates. Las especies más jóvenes tienen pequeñas narices vueltas hacia arriba. Las narices de los machos son tan grandes que cuelgan sobre sus bocas. Sus narices se hinchan y se tornan de color rojo cuando se excitan o se enfadan.

Estos curiosos animales Tienen un pelaje de color marrón rojizo en la espalda y los hombros. El pecho es de color crema, con un collar de igual color alrededor de su cuello y de la cintura. Sus extremidades son largas y de color gris o negro con un toque anaranjado . Su caras son de color rosado con ojos pequeños, marrones y tienen las orejas muy pequeñas de color negro (y suelen estar ocultas por el pelaje).

mono narigudo
mono narigudo hembra con su cría

Alimentación del mono narigudo

Por otro lado, los monos narigudos mantienen una dieta folívora, que significa que consumen principalmente hojas. Sin embargo, durante lo que va de año esta especie varía su comida, entre los meses de enero a mayo, suelen alimentarse de frutas verdes, mientras que en el resto del año consumen preferiblemente hojas de mangle. Asimismo, los monos narigudos también comen semillas, flores, nueces, brotes de manglares, insectos pequeños, algunos granos y larvas. Por lo tanto son omnívoros.

Hábitat natural del mono narigudo

El mono narigudo es una especie endémica (es decir, que solo se encuentra de forma natural en ese lugar) de la isla de Borneo, en el sudeste asiático.

Habitan en los bosques mixtos, manglares pantanosos, bosques cerca de ríos y selvas tropicales y en general, zonas costeras o cercanas a los ríos. Duermen en los árboles, prefiriendo las gruesas ramas que crecen sobre el agua, para protegerse de los depredadores. Son excelentes nadadores, pero solo nadan cuando es necesario, como, por ejemplo, cuando necesitan conseguir alimentos o huir de algún peligro.

La pérdida de su hábitat natural, así como la caza han provocado que esta especie se encuentre en peligro de extinción, solo se sabe de la existencia de 7000 ejemplares.