Ciervo de copete

ciervo de copete

El ciervo de copete (Elaphodus cephalophus), también conocido como ciervo copetudo o ciervo con colmillos, es un extraño cérvido que se caracteriza por tener unos dientes de sable.

Caracterítsicas

Es un ciervo relativamente pequeño, mide entre 55 y 70 cm. Es la única especie del género Elaphodus. Tiene unas patas cortas y delgadas, y una cola pequeña. Su pelaje es corto y rígido. Tiene una cabeza con forma ovalada. Posee unas orejas grandes y triangulares, nariz grande, boca pequeña y ojos pequeños y oscuros. En la parte superior de la frente, tienen un largo y llamativo mechón de pelo en forma de herradura, de ahí viene su nombre. Este copete es tan grande que hasta puede ocultar las pequeñas astas de los machos. Sin embargo, el rasgo más característico de este animal son los grandes colmillos que desarrollan los machos.

El color del pelaje del ciervo de copete varia según la estación, es negro en invierno y marrón claro en verano. Además, el distintivo copete es de color gris o marrón oscuro. Y por último, la punta de las orejas y la parte inferior de la cola son blancas.

ciervo de copete
ciervo de copete. ciervo con colmillos

¿Qué come el ciervo de copete?

A pesar de tener largos colmillos, el ciervo de copete es un mamífero herbívoro. Para comer no usa los colmillos sino los dientes inferiores. Se alimenta de hierbas y algunas bayas.

Hábitat del ciervo de copete

Es una especie que se encuentra principalmente en China, pero también se haya en algunas zonas de la India y Myanmar.

El ciervo de copete habita en bosques húmedos y zonas montañosas a gran altitud, cerca de ríos o lagos. Son animales solitarios y asustadizos, como mucho se mueven en parejas. Tienen hábitos crepusculares, son más activos durante el amanecer y atardecer. Los característicos colmillos de los machos sirven para defenderse de depredadores y para competir contra otros machos en la época de apareamiento. No usan astas de manera frecuente como la mayoría de ciervos porque son demasiado cortas.

El número estimado de individuos de esta especie es de unos 300.000, y además están protegidos en algunas regiones de China. Sin embargo, la caza y la pérdida de hábitat por la tala de árboles han provocado una gran merma de su población en los últimos años. Por ello, se considera una especie casi amenazada.