Mono sin nariz

mono sin nariz

El mono sin nariz de Myanmar (Rhinopithecus strykeri), también conocido como mono de hocico chato, es un simio extremadamente raro que llama la atención por sus fosas nasales.

Características

Es un mono relativamente grande, tiene una de altura de unos 55 cm, pero las hembras son algo más pequeñas. Es una de las cinco especies del género Rhinopithecus y la que ha sido descubierta de forma más reciente (en 2010). Tienen los hombros anchos y unas extremidades grandes y fuertes. Poseen una cola que es más larga que su cuerpo, mide unos 78 cm. Tienen una cara desnuda y plana, en la que solo sobresalen sus prominentes labios. Además, tienen unos ojos pequeños y una nariz tan chata que parece que carecen de ella.

El color del pelaje del mono sin nariz es negro, tiene la cara de color rosa pálido y una barba blanquecina.

mono sin nariz
mono sin nariz, rhinopithecus strykeri

Reproducción del mono sin nariz

No se sabe mucho acerca de sus hábitos reproductivos, pero en otras especies del género las hembras son las que intentan atraer a los machos. En cuanto a nuestra especie, se sabe que alcanzan la madurez sexual a los 5-7 años, y que su tasa de reproducción es menor que la de otras especies.

¿Qué come el mono sin nariz?

El mono sin nariz se alimenta principalmente de hojas (de más de 100 especies de árboles), pero también come frutas y líquenes. Así que se puede decir que es un animal herbívoro.

Hábitat del mono sin nariz

Esta especie se encuentra principalmente en Myanmar, pero en 2011 se descubrió una pequeña población en China (en la frontera entre los dos países).

El mono sin nariz habita en los bosques mixtos templados de las montañas, pero en invierno desciende a terrenos más bajos para escapar de la nieve. A diferencia de otras especies de género Rhinopithecus, son monos principalmente arborícolas. Viven en grupos numerosos, en los que hay mayor proporción de machos.

Esta especie se encuentra en peligro crítico de extinción, ya que solo quedan unos 300 ejemplares en Birmania y menos de 200 en China. Su principal amenaza es la tala de árboles y la caza por parte de la población local. Sin embargo, aún queda esperanza para la supervivencia de la especie, ya que la población china se encuentra dentro de una reserva natural. Además, en 2020, con la aportación de algunas organizaciones (FFI y Rainforest Trust), el departamento forestal de Myanmar designó una nueva zona protegida llamada Parque Nacional de Imawbum, para proteger los bosques en los que vive la especie.