Okapi

okapi

El okapi (Okapia johnstoni) es un extraño mamífero que parece ser mitad cebra y mitad jirafa.

Características

Es un mamífero relativamente grande, mide unos 2 metros de largo y 1’65 de alto. Pertenece a la familia Giraffidae, así que es la especie viva más cercana a la jirafa. Sin embargo, su cuerpo no se parece mucho a las de su pariente ya que tiene las patas cortas y más gruesas. Además, también tiene una cola corta, y aunque su cuello es largo, no tiene ni de lejos la longitud de el de una jirafa. En estos rasgos se parece más bien a un caballo. Su cabeza si que recuerda a la de una jirafa: hocico alargado, con unas orejas enormes, una lengua muy larga (unos 30 cm) y un par de cuernos.

El color del pelaje de este extraordinario animal es principalmente rojizo, y tiene la cabeza de color blanco. Pero como hemos mencionado al principio, este animal parece un híbrido entre una jirafa y una cebra, y eso es porque las patas y el trasero son blancos con rayas negras. Otra curiosidad del okapi es que tiene una lengua azul.

okapi
okapi, okapia johnstoni

Reproducción del okapi

Durante la época de apareamiento (entre agosto y octubre) las hembras emiten fuertes mugidos para atraer a los machos. Cuando aparecen, luchan entre ellos usando sus cuernos. El ganador se va con la hembra y se aparean. La gestación dura más de un año (entre 435 y 445 días) y la madre pare solo una cría. Si la cría pierde a su madre, puede ser adoptada fácilmente por otra hembra. Después de 2 o 3 años, la cría alcanza la madurez y se va a vivir de forma independiente.

¿Qué come el okapi?

El okapi es un mamífero herbívoro que se alimenta de hojas, tallos y brotes de varias especies de plantas. Además, también come algunas frutas y hongos.

Hábitat del okapi

Es una especie que se encuentra en la República Democrática del Congo.

El okapi habita en selvas densas, cerca de una fuente de agua. Es un animal tímido y solitario, excepto en la época de reproducción. Son territoriales y se muestran más activos durante el día. Su mayor depredador es el leopardo, y si una madre se encuentra con alguno, defenderá a su cría hasta la muerte.

Durante muchos años se creyó que estaba extinto al no encontrar evidencias de su existencia en estado salvaje, pero en el año 2008 fue redescubierto. Actualmente, esta sorprendente especie se encuentra en peligro de extinción, debido principalmente a la destrucción de su limitado hábitat y a su caza.

Etiquetas: