Saola

saola

El saola o buey de Vu Quang (Pseudoryx nghetinhensis) es probablemente el mamífero más raro del mundo, al quedar tan pocos ejemplares en estado salvaje.

Características

Esta especie de antílope tiene un tamaño medio, mide unos 90 cm de alto y 150 de largo. Es la única especie del género Pseudoryx. Se avistó por primera vez en 1992, siendo el último descubrimiento de un mamífero tan grande. Debido a su extrema rareza, se le conoce también como el «unicornio asiático«. Este extraordinario animal tiene un cuerpo delgado, con una piel suave y fina. Posee unas patas cortas con pezuñas pequeñas, y una cola muy corta. Tiene una cabeza pequeña y ovalada, con ojos pequeños, orejas grandes y unos cuernos muy largos (de unos 45 cm) característicos de esta especie.

El pelaje del saola es de color marrón oscuro, con bandas blancas encima de las pezuñas y manchas blancas en la garganta y en la cara. Llama la atención la mancha que tiene encima de los ojos, con la que parece tener el ceño fruncido. Por otra parte, sus grandes cuernos son de color negro.

saola
saola, pseudoryx nghetinhensis

Reproducción del saola

Como es muy difícil de localizar, no se ha recabado mucha información sobre sus hábitos reproductivos. Sin embargo, se sabe que la época de apareamiento transcurre entre abril y junio, y que las madres dan a luz a una sola cría.

¿Qué come el saola?

El saola es un mamífero herbívoro que se alimenta de las hojas de varios tipos de árboles y arbustos.

Hábitat del saola

Esta especie solo se puede encontrar en las montañas Annamitas, en la mitad sur de Vietnam y Laos.

El saola habita en bosques húmedos, cerca de valles fluviales. Son activos tanto de día como de noche, pero suelen descansar a mediodía (en las horas más calurosas). Aunque son animales solitarios, a veces van en pequeños grupos de entre 3 y 7 individuos.

Este increíble animal se encuentra en peligro crítico de extinción, se estima que quedan menos de 500 ejemplares en estado salvaje. Tanto las autoridades locales como algunas organizaciones internacionales (WWF) están llevando a cabo tareas para la protección de esta especie. Sin embargo, la caza accidental y la alteración de su hábitat siguen siendo una amenaza.