Águila filipina

águila filipina, águila monera

El águila filipina o águila monera (Pithecophaga jefferyi) es una especie singular, y también una de las aves más grandes y bellas del mundo.

Características del águila monera

Esta ave puede llegar a medir hasta un metro y tener una envergadura de más de dos metros, lo que lo convierte en una de las águilas más grandes del mundo. Las hembras son un 15% más grandes que los machos. Sus alas son grandes y anchas, y su cola es larga. Tiene las patas robustas, con unas grandes y poderosas garras. Su pico es grande y arqueado, y sus ojos son de tamaño medio. En su cabeza tiene un rasgo distintivo, unas largas plumas en forma de cresta, parecida a la melena de un león.

El cuerpo del águila monera está formado por varios colores. El plumaje de la parte posterior del tronco es de color marrón oscuro. La parte superior de las alas y la cola son de igual color, pero sus extremos son de color negro. El vientre y la parte inferior de las alas y de la cola son de color blanco. Sus patas son de color amarillo y las garras son oscuras. El pico es gris azulado, y sus ojos son grises. Su característica cresta es de color marrón claro.

águila filipina, águila monera
águila filipina, águila monera

Alimentación del águila filipina

Inicialmente se creía que el águila filipina se alimentaba únicamente de monos (por eso también se le llama águila come monos), pero su dieta es más variada. Está compuesta principalmente por mamíferos como los monos, lémures, ardillas voladoras, murciélagos y ratas, pero también se alimenta de serpientes, lagartos y otra aves.

Este águila carnívoro normalmente caza en solitario, vigilando a su presa desde la copa de un árbol y atacando rápidamente en el momento oportuno. Pero también lo pueden hacer en parejas: mientras una entretiene a la presa, la otra ataca por sorpresa.

Hábitat del águila filipina

Es una especie endémica de las islas Filipinas, concretamente de Samar, Luzón, Leyte y Mindanao.

aguila filipina, aguila monera
águila filipina, águila monera

El águila filipina habita en densos bosques de montaña, a gran altitud (unos 1800 metros). Se posa en las ramas altas de los árboles en estas zonas del archipiélago filipino. Es un ave de hábitos sedentarios, no se desplaza grandes distancias.

Esta especie ha sido declarada ave nacional de Filipinas y su gobierno ha tomado medidas para su protección. Es un ave muy difícil de avistar y se encuentra en peligro crítico de extinción, debido principalmente a la pérdida de hábitat por la tala indiscriminada de árboles y a la caza furtiva.