Zorro orejudo

zorro orejudo

El zorro orejudo (Otocyon megalotis), también conocido como otoción, es una especie de cánido que se caracteriza por tener unas orejas enormes.

Características

Es un cánido un tanto pequeño, mide unos 28 cm alto y 55 de largo, pero las hembras son un poco más grandes. Es la única especie del género Otocyon. Tienen unas patas largas y delgadas, y una cola larga y tupida. El pelaje del resto del cuerpo es corto. Tienen una cabeza relativamente grande, con unos ojos pequeños, nariz pequeña y un hocico puntiagudo. Poseen una boca pequeña y con una dentadura inusual para un cánido, dientes pequeños y numerosos debido a su peculiar dieta. Sus llamativas orejas tienen una forma ovalada, y son tan grandes que miden casi lo mismo que su cabeza.

El pelaje del zorro orejudo es principalmente pardo o gris. La cara, la garganta y la zona ventral son de un tono más claro. En la cara tiene un «antifaz» negro, parecido al de los mapaches. La parte interna de las orejas es blanca. Y por último, la punta de las orejas, de la cola y la mitad inferior de las patas son negras.

zorro orejudo
zorro orejudo, otoción

¿Qué come el zorro orejudo?

El zorro orejudo es un mamífero carnívoro que se alimenta principalmente de termitas. En ocasiones se alimenta de otros insectos como escarabajos, hormigas o saltamontes e incluso de pequeños vertebrados como lagartijas y polluelos.

Para encontrar su principal alimento (las termitas) usa sus grandes orejas para localizarlas, luego cava rápidamente y finalmente empieza a comerlas masticando a gran velocidad, usando su peculiar mandíbula y dentadura.

Hábitat del zorro orejudo

Es una especie que se encuentra en África, en dos núcleos de población diferentes, uno desde Somalia a Tanzania y otro desde Sudáfrica a Angola.

El zorro orejudo habita en estepas y sabanas, ya que prefiere los climas cálidos y secos con una hierba corta. Viven en madrigueras hechas por otros animales o cavadas por ellos mismo. Son de hábitos nocturnos. Suelen ser monógamos, se quedan con la misma pareja toda la vida. Son animales tranquilos y huidizos, se valen de su velocidad y agilidad para evitar a los depredadores.

La distribución del zorro orejudo se ha expandido ligeramente en los últimos años. Esto de debe a que se ha beneficiado de la actividad agraria de los humanos, ya que las termitas de las que se alimenta viven cerca de pastos y cultivos. Por eso se considera una especie de preocupación menor. Su mayor amenaza es la caza en algunos países para vender su piel.