Diablo espinoso

diablo espinoso

El diablo espinoso, diablillo espinoso australiano o moloc hórrido (moloch horridus) es una especie de lagarto cuyo rasgo más distintivo son las espinas escamosas que tiene por todo su cuerpo.

Características

Las hembras cuentan con una longitud de aproximadamente 16 cm, y los machos de 9 cm. Como la mayoría de los lagartos, tienen las patas cortas y la cola larga. Sus ojos son pequeños y tienen los dientes desarrollados. Su cuerpo es de color marrón arenoso, con tonos de marrón oscuro. Sin embargo, al igual que otros lagartos, su coloración cambia dependiendo del entorno en el que se encuentre, lo que les permite camuflarse.

Alimentación del diablo espinoso

El diablo espinoso es insectívoro, se alimenta únicamente de hormigas. En los meses de temperatura media (en primavera y otoño) busca un sitio cercano a su refugio (cerca de matorrales), espera a que las hormigas pasen y se las come usando su lengua. Por el contrario, en verano e invierno este lagarto se queda refugiado en una madriguera.

Otra curiosidad de este animal es que gracias a la composición de su cuerpo son capaces de transportar el agua desde su piel hasta la boca.

Hábitat natural del diablo espinoso

El diablo espinoso habita en la parte central y occidental de Australia.

Estos lagartos viven en zonas desérticas, semidesérticas y terrenos con poca vegetación, prefieren las altas temperaturas. La mayoría de los ejemplares de esta especie se encuentran en el Gran Desierto Arenoso de Australia.

A pesar de su aspecto, es una animal inofensivo. Cuando se sienten en peligro, agacha su cabeza bajo sus patas delanteras y asoman una protuberancia en su espalda formada por grandes espinas que le da la impresión de poseer una segunda cabeza. Esto tiene como objetivo ahuyentar a los depredadores y hacerlos difíciles de digerir.

Aunque esta especie sea tan llamativa y curiosa, se considera una preocupación menor. Su mayor amenaza son depredadores como serpientes o algunas aves rapaces.