Serpiente de cola de araña

serpiente de cola de araña, víbora de cola de araña

La serpiente de cola de araña o víbora de cola de araña (Pseudocerastes urarachnoides), es una víbora que usa su cola con forma de araña para cazar.

Características

Es una serpiente que mide entre 55 y 86 cm, por lo tanto no es muy larga. Tiene un cuerpo grueso y las escamas de la parte superior del cuerpo son muy ásperas. Las escamas a los lados de la cola son alargadas y la punta de la cola se infla en forma de bulbo, lo que le da la apariencia de una araña, una araña camello o solpúgidos concretamente. Al igual que otras víboras del género Pseudocerastes, las escamas sobre los ojos se elevan para darle un aspecto de cuernos. Su cabeza es grande y periforme, con ojos relativamente grandes, redondos y con pupilas verticales. Posee dos fosas nasales grandes al final del hocico. Tiene una boca ancha y con grandes colmillos cargados de veneno.

Las escamas de su piel son de color arena y tiene patrones de color pardo, lo que le ayuda a camuflarse en su entorno. Los apéndices de la cola son de color marrón claro, y el bulbo es naranja y/o gris oscuro.

Alimentación de la serpiente de cola de araña

La serpiente de cola de araña es carnívora y se alimenta principalmente de pájaros, aunque también se nutren de lagartos, lagartijas, y otros animales insectívoros. Para cazar se aprovecha de su capacidad de confundirse con su entorno y utiliza su peculiar cola a modo de señuelo, moviéndola para atraer a animales que se alimenten de arañas, sobre todo pájaros. Hay otras serpientes que utilizan su cola para atraer a sus presas, pero la capacidad que tienen estas víboras de imitar el movimiento de las arañas es única. Cuando la presa se acerca para picotear o morder la cola, esta serpiente se abalanza sobre su cuello rápidamente inyectándole su veneno, no la suelta hasta que deja de respirar y luego se la traga.

En el siguiente vídeo se puede observar la técnica de caza de la serpiente de cola de araña.

Hábitat de la víbora de cola de araña

Es una especie endémica del oeste de Irán. Por ahora solo se han descubierto especímenes en las montañas de Zagros.

La víbora de cola de araña habita en zonas áridas y montañosas. Vive cerca de grietas rocosas, en áreas escarpadas, donde se oculta gracias al color de su piel.

Esta especie fue descrita por primera vez en 2006 por Bostanchi y se analizó en su hábitat natural en 2014, por lo que su descubrimiento es relativamente reciente y aún quedan características y comportamientos que no se conocen. Debido a la falta de datos aún no se ha evaluado su estado de conservación, pero se sabe que es un animal muy raro y difícil de encontrar.

Etiquetas: